Dolor de Talón

Home » Dolor de Talón

[vc_row][vc_column width=”2/3″][vc_accordion collapsible=”yes”][vc_accordion_tab title=”Dolor de Talón”][vc_column_text css_animation=”top-to-bottom”]

Todo dolor de talón debe valorarse primeramente con rx y es con la intención de descartar las dos posibles causantes del dolor en la mayoría de las veces.

El dolor de talón puede ser causado por un espolón calcáneo o como consecuencia de una fascitis plantar. El espolón calcáneo es la patología mas frecuente después de los 40 años como promedio en el dolor del talón, el dolor aparece en los primeros pasos por la mañana y después de reposar, es muy intenso los primeros pasos siendo incapacitantes para la deambulación. Después de un esfuerzo por caminar ocurre la disminución del dolor y el calentamiento de la planta del pie.

Si la persona vuelve a descansar un rato durante el día, el dolor puede aparecer en la región del talón abajo y lateralmente. El dolor no se produce en el hueso del calcáneo por el crecimiento de la espícula de hueso si no por que pincha y lastima la fascitis plantar ocasionando la inflamación de esta y la aparición del dolor.

También el dolor del talón puede aparecer por la inflamación de la fascia plantar sin la presencia del espolón calcáneo, esta inflamación ocurre por el incremento de la presión al caminar por un incremento en nuestra actividad. Los pacientes refieren la aparición súbita del dolor del talón después de haber realizado una actividad intensa que normalmente no están acostumbrados a hacerla. Por ejemplo después de haber bailado excesivamente, después de una caminata prolongada o después de haber cargado algo pesado. Esta carga excesiva ocasiona un incremento de presión en los talones y la inflamación de la fascia plantar. El dolor puede ser similar que el espolón en los p[rimeros pasos solo que el dolor aun perdura levemente durante todo el día aun en reposo.

Es por eso que hay que tomar una radiografía lateral de ambos talones en forma comparativa para descartar primeramente la presencia de un espolón calcáneo y poder entablar un tratamiento correcto. Existen dos tratamientos para el dolor de talón: Tratamiento conservador y el tratamiento definitivo.

[/vc_column_text][/vc_accordion_tab][vc_accordion_tab title=”Tratamiento conservador”][vc_column_text css_animation=”top-to-bottom”]

El tratamiento conservador incluye la aplicación local de un corticoesteroide para desinflamar la fascia plantar y no para destruir el hueso o calcificación formada en la base del calcáneo como muchas personas se imaginan , después se adapta una taloner especial que contiene un hueco al centro del talón, esto ayuda a disminuir la presión del talón directamente a la base del talón en donde posiblemente se encuentre un espolón calcáneo, o se colocara una plantilla con reforzamiento en el arco longitudinal en caso de no existir un espolón calcáneo, esto con la finalidad de relajar la fascia plantar después de una actividad excesiva como se menciono previamente.

En el espolón calcáneo es necesario colocar tres corticoesteroide a nivel local previa anestesia local, un corticoesteroide cada mes y no mas en un tiempo de 6 meses. Si no hay espolón calcáneo normalmente se coloca un solo corticoesteroide y la plantilla con arco longitudinal como descarga del exceso de presión a nivel plantar.

[/vc_column_text][/vc_accordion_tab][vc_accordion_tab title=”Tratamiento definitivo”][vc_column_text css_animation=”top-to-bottom”]

En caso de existir un espolón calcáneo y el dolor no desaparece después de haber colocado la plantilla y la aplicación de los corticoesteroides será en vano seguir con este tratamiento y entonces el tratamiento será una microcirugía.

La microcirugía del talón consiste en anestesiar solo el talón, se realiza una herida muy pequeña en la base de la piel del talón y se introduce una lima muy pequeña para desvanecer la calcificación o espolón calcáneo de la base del hueso del calcáneo y así lograr que desaparezca definitivamente el picoteo constante contra la fascia plantar, la microcirugía se logra en 5 minutos y el dolor desaparece tan rápido eliminamos la espicula o calcificación .

Después del tratamiento es normal que de un poco de dolor por la herida y que desaparece en no mas de 3 a 5 días en algunos de los casos. es necesario que el paciente no realice sobre esfuerzo al caminar o cargar cosas pesadas por 2 días y tan pronto pasen las 48 hrs de la deambulación no forzada se reactiva a sus actividades laborales. El dolor que se presenta después de la cirugía es fácilmente eliminado con la gama tan amplia de medicamentos que contamos actualmente.

En caso de no existir un espolón calcáneo y que sea por una fascitis plantar por sobrecarga y que no responda al tratamiento de los corticoesteroides y de la plantilla o de la toma de analgésicos, se puede realizar una fasciotomia plantar bajo anestesia local, el corte es mayor que la del espolón y la herida se realiza en la región lateral interna del pie para lograr un abordaje fácil y rápido hacia la fascia plantar, se diseca del músculo o separa de ellos que están formando los tendones flexores de los ortejos y así lograr una fasciotomia limpia en 2/3 partes de la fascia plantar. El paciente en este procedimiento necesita evitar de una semana de reposo relativo sin exagerar en la deambulacion o la presión de los pies. Solo de 1 al 5 % de los pacientes con fascitis plantar que no padecen de un espolón terminan en cirugía. 

[/vc_column_text][/vc_accordion_tab][/vc_accordion][/vc_column][vc_column width=”1/3″][/vc_column][/vc_row]