Uñas Enterradas

Home » Uñas Enterradas

Uñas Enterradas

La presencia de una uña enterrada (onicocriptosis) puede manifestarse en cualquiera de las uñas del cuerpo humano pero es mas frecuente en las uñas de los pies, presentándose en mayor probabilidad en el primer ortejo o dedo gordo.

El problema inicia principalmente por tres situaciones, una tiene que ver con la anatomía de los dedos, la otra tiene que ver en la forma de caminar o mecánica y en la manera como cortamos nuestras uñas.

En la primera (forma anatómica) va a ser muy importante la valoración del crecimiento desde la raíz de la uña hasta la parte final del crecimiento, si se presenta una uña con una curvatura excesiva (uña enconchada o en forma de pico de perico) en vez de ser plana, lo mas probable es que se dificulte el corte adecuado de la uña, si dejamos que la uña crezca normalmente y no logra sobrepasar el borde del dedo cerca del pulpejo, la misma uña intentara sobrepasar esta barrera del borde del dedo de alguna manera, si no lo logra, comenzara a presionar internamente la piel que se encuentra en el espacio que forma la uña y el borde de a lado del dedo y así se iniciar á un enrojecimiento del área.

Si no se realiza un corte adecuado en este momento la misma uña va a ocasionar una infección del dedo porque la uña rasga la piel internamente y va a ocasionar que se introduzcan por esta herida alguna bacteria oportunista que se encuentra en la misma flora de nuestra piel, dando como resultado la salida de una secreción purulenta o combinada con sangre del espacio antes mencionado.

Si aun no se lograra recortar adecuadamente la uña después de producir la salida purulenta, en la parte lateral y localizado en el borde de la uña aparecerá el engrasamiento del dedo y la protrucción de un tejido que tiene la coloración rojiza brillante llamado granuloma, este granuloma es el resultado de la gravedad de una uña enterrada en el dedo de nuestro pie y se considera un tumor benigno.

Igualmente sucede cuando realizamos un mal corte en las uñas de los pies, el corte exacto de una uña depende de la misma forma que tengan las uñas, se nuestras uñas son enconchadas como se menciono anteriormente va a ser necesario tratar de cortar nuestras uñas en forma recta, si nuestras uñas tienen un ángulo mas recto pudiéramos realizar un corte recto en las uñas de los dedos pequeños ( 2º,3º,4º,5º ortejo ) y un corte semilunar o recto de la uña del primer ortejo.

Si realizáramos un mal corte al tratar de redondearlas lo mas probable es que dejemos un pico o un resto de uña en la base de la uña en medio del canal ungueal que se encuentra entre la uña y la parte lateral de nuestro dedo o borde lateral del ortejo, este pico al haber quedado dentro y adherido a la uña en su crecimiento normal de la uña el pico comenzara a desplazarse y lentamente se enterrara a través de la piel que se encuentra en canal ungueal. Daría como resultado dolor al tocarlo aun con el roce de la sabana al dormir e igualmente puede avanzar hasta el enrojecimiento, la formación de pus y la formación de un granuloma como resultado de la gravedad del asunto y aun mas grave, este pico ungueal puede traspasar el dedo y la uña se observara en el pulpejo de nuestro ortejo.

La tercera consecuencia de padecer una uña enterrada tiene que ver en la manera de la deambulación o por el uso de zapato muy ajustado, si tuviera nuestro paciente alguna alteración anatómica como la rotación de cualquier ortejo o sobreposición de los ortejos o dedo en garra ( dorso flexión del ortejo ) al caminar se va a ocasionar una presión excesiva sobre la uña y esta va a sufrir la dificultad para crecer correctamente dando como resultado que la uña desvíe su crecimiento y así presentar una uña encarnada o enterrada como se ha descrito anteriormente.

Tratamiento

Existen dos tratamientos específicamente cuando existe una uña enterrada el tratamiento conservador y el tratamiento quirúrgico, prevenciones existen muchas, pero vamos a explicar paso a paso el tratamiento.

Tratamiento Conservador

Este tratamiento puede ser no definitivo pero si resuelve el problema inmediato , se coloca una sustancia tópicamente para ablandar la lamina ungueal y entumecer el área levemente por aproximadamente 5 minutos, se retira el algodón y se corta la uña del frente y se prosigue con el corte de la uña por un lado y adentrarse en el canal ungueal, esto con la finalidad de llegar hasta la base de la uña y lograr seccionar y separar el remanente de la uña que esta enterrada de la uña sana que no debería extirparse o lastimarse.

La misma raiza de la uña no se toca o secciona en este tratamiento. A continuación se tracciona hacia arriba y hacia el frente y logramos eliminar el problema. En caso de presentar infección, salidad hemato-purulenta o granuloma localizado se indicara algún antibiótico ya sea tomado o tópico dependiendo del caso de cada pacienten además se puede recomendar la toma de analgésico en caso de existir dolor. Se coloca un curetaje y el tratamiento dura tan solo 10 minutos. El paciente se re integra a sus actividades inmediatamente.

Este tratamiento se puede realizar en personas diabéticas o sanas sin enfermedades cronicodegenerativas.

En el tratamiento conservador no podemos evitar que la uña se vuelva a enterrar o encarnar, ya que va ser necesario valorar la forma de su crecimiento, si la uña viene desarrollándose o creciendo indebidamente o se cortara inadecuadamente el problema se puede presentar nuevamente. En este caso, si es un problema que se presenta cada vez que corta la uña entonces seria importante realizar un tratamiento definitivo.

Tratamiento Definitivo

Se llama así porque se realiza bajo anestesia y es definitivo que la uña no se vuelva a enterrar. Dependiendo el lado o la uña que este enterrada , se procede a anestesiar localmente el dedo . Después de lograr la anestesia se realiza un lavado del área y el dedo con isodine solución o jabón quirúrgico como método de asepsia y antisepsia, se liga el dedo para evitar sangrado y se corta la uña en forma recta desde el frente de la misma hasta la base de la matriz ungueal, a continuación se separa el remanente de uña que se encuentra enterrada de la uña sana, en caso de presentar algún granuloma se retira al mismo tiempo y junto al remanente ungueal.

Después de extirpar el remanente ungueal y el granuloma en caso de existir , se procede a cauterizar localmente la región donde se presentaba el problema , esta cauterización va a conseguir que en caso de haber dejado alguna parte mínima de raíz ungueal se logre eliminarlo y también se consigue que los vasos sanguíneos se cautericen y no exista un sangrado posterior al quitar la ligadura.

Se coloca un vendaje compresivo y se da de alta al paciente inmediatamente terminado el procedimiento. Se recomienda la toma de antibiótico y la toma de analgésico y desinflamatorio además de las indicaciones para realizar las curaciones posteriores. La herida ocasionada va a tardar aproximadamente de 2 a 3 semanas en cicatrizar totalmente por segunda intención. Aun así, el paciente puede realizar todas sus actividades y mojar el área tratada. El tratamiento se logra en 15 minutos y se pueden tratar una uña o varias al mismo tiempo.

Uña-enterrada-Tijuana

Uñas Enterradas / Método Conservador en Tijuana

Uñas Enterradas / Método Definitivo en Tijuana

Ingrown Toenail / Conservative Treatment in Tijuana

Ingrown Toenail / Definitive Treatment in Tijuana